Clasificación de los vinos

En España y concretamente en La Rioja, existe una clasificación de los vinos en función de la duración del período de envejecimiento al que han sido sometidos en madera o en botella.

Crianza
En lo que se refiere a tintos, se consideran aquellos vinos con un envejecimiento total mínimo de 24 meses, de los cuales por los menos 6 deben transcurrir en barrica. En el caso de los vinos blancos y rosados, el tiempo de maduración total mínima se sitúa en 18 meses, al menos 6 de los cuales deben cumplirse en barrica.

Reserva
En esta categoría se consideran, en el caso de los vinos tintos, aquellos cuyo período total de envejecimiento es de al menos 36 meses, con un mínimo de 12 meses en barrica. En el caso de los blancos y rosados, hablaríamos de un envejecimiento de 24 meses, de los cuales un mínimo de 6 deben transcurrir en barrica.

Gran Reserva
En el caso de vinos tintos, se consideran gran reserva aquellos vinos con un tiempo mínimo de maduración total de 60 meses, de los cuales un mínimo de 18 meses deben transcurrir en barrica. En el caso de los vinos blancos y rosados, el tiempo total de envejecimiento no debe ser inferior a los 48 meses, de los cuales como mínimo los 6 primeros deben transcurrir en barrica.

Además de estas categorías, existe la destinada a vinos jóvenes o vinos del año, que son aquellos que pueden consumirse sin necesidad de dejar ningún tiempo de maduración, o que hayan estado en barrica durante un período inferior a los 6 meses.